27/3/17

'La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres' de Siri Hustvedt

«La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres es un ensayo sobre el feminismo.» Así define Siri Hustvedt esta ambiciosa reunión de sus mejores ensayos, escritos entre 2011 y 2015. Su vasto conocimiento en un amplio abanico de disciplinas como el arte, la literatura, la neurociencia o el psicoanálisis ilumina una teoría central en su obra ensayística, la de que la percepción está influenciada por nuestros prejuicios cognitivos implícitos, aquellos que no provienen del entorno, sino que se han interiorizado como una realidad psicofisiológica.

23/3/17

'Te veré bajo el hielo', de Robert Bryndza


Su cuerpo está congelado. Sus ojos abiertos han visto la muerte.

Sus labios, delicadamente separados, parecen estar a punto de decir algo.
Una nueva y adictiva serie de thrillers protagonizada por la detective Erika Foster
Un joven descubre el cadáver de una chica debajo de una gruesa capa de hielo en un parque del sur de Londres.
La detective Erika Foster será la encargada de dirigir la investigación del caso, mientras lucha contra sus propios demonios personales. Cuando Erika comienza a indagar en el pasado de la víctima, todo parece apuntar que su asesinato está conectado con el homicidio de otras tres mujeres que han sido encontradas con signos de estrangulación, las manos atadas y, sospechosamente, también bajo las aguas congeladas de otros lagos en Londres. 
Poco a poco, Erika se aproxima a la verdad, sin sospechar que el asesino quizá también la observa y se acerca cada vez más a ella. 
¿Qué oscuros secretos esconde Te veré bajo el hielo?

21/3/17

'Vicisitudes', de Luis Mateo Díez

Una sencilla boda en el pueblo de Solba cuenta con un elemento misterioso: la intermitente desaparición de Ezequiel, el novio. El sacerdote escucha las confesiones de los habitantes de Doza y va adquiriendo una extraña enfermedad al cargarse de todos los horribles pecados de quienes se confiesan, mientras que estos siguen con sus vidas de aparente moralidad. Corsino y Beruelo, enemigos declarados en la época del colegio, siguen odiándose treinta años después...
Muchas de las historias que componen este libro están recorridas por una fina ironía, inteligente y compasiva; otras se acercan al género fantástico y participan del misterio y la oscuridad. Cada una de las piezas de este rompecabezas de la existencia es una clave indispensable para descifrar la verdadera esencia de la condición humana. Descubre 'Vicisitudes', de Luis Mateo Díez.

16/3/17

'Cáscara de nuez' de Ian McEwan

Trudy mantiene una relación adúltera con Claude, hermano de su marido John. Éste, poeta y editor de poesía, es un soñador depresivo con tendencia a la obesidad cuyo matrimonio se está desintegrando. Claude es más pragmático y trabaja en negocios inmobiliarios. La pareja de amantes concibe un plan: asesinar a John envenenándolo. El motivo: una mansión georgiana valorada en unos ocho millones de libras que, si John muere, heredará Trudy. Pero resulta que hay un testigo de esta maquinación criminal: el feto que Trudy lleva en sus entrañas. Y en una pirueta de triple salto mortal que parece imposible de sostener pero le sale redonda, McEwan convierte al feto (al que todavía no han puesto nombre porque no ha nacido) en el narrador de la novela, desde la primera página hasta la última. Lo que sigue es una mezcla genial de comedia negra, trama detectivesca y astuta reescritura intrauterina de un gran clásico, por cuyas páginas asoman también una joven poetisa amante de John y una bregada inspectora de policía. Pero además de observar desde primera fila los preparativos del asesinato de su padre a manos de su madre, el feto filosofa sobre el mundo y la vida, lanza preguntas incómodas y se lo cuestiona todo, mientras las copas de vino (y alguna bebida de más graduación) que bebe su madre tienen efectos mareantes sobre él. 
Jugando con un narrador inaudito, Ian McEwan plantea un audaz experimento literario que es un auténtico tour de force sólo al alcance de un escritor superdotado. Y el resultado es una novela redonda que avanza con el palpitante ritmo de un thriller, trufada del mejor humor en 'Cáscara de nuez'

14/3/17

'La sed' (Harry Hole 11) de Jo Nesbø

Una abogada, especializada en apoyar a víctimas de abusos sexuales y violaciones, vuelve a casa tras una decepcionante cita concertada a través de Tinder. Un psicópata la espera en su dormitorio. Desgarra el cuello de la mujer con una dentadura de hierro. Inmediatamente se filtra a la prensa sensacionalista que en el lugar del crimen falta sangre de la víctima y que hay indicios de que el asesino se la ha bebido.
Unos días después aparece otro cadáver y las circunstancias de su muerte no pueden ser solo una coincidencia...
El director de la policía ve amenazadas sus aspiraciones políticas a causa de estos crímenes sin resolver y chantajea a Harry Hole para que acepte investigar el caso. Se inicia entonces una carrera contra reloj para evitar que la matanza continúe. Nada es lo que parece y Harry Hole recurre a un psiquiatra especialista en vampirismo para intentar entender la psique del asesino.

10/3/17

[Reseña] 'Curvas peligrosas' de Susana Hernández

Sinopsis:
La aparición de un cadáver en un contenedor cercano al Parque de Atracciones del Tibidabo es el primer caso de la recién licenciada subinspectora Rebeca Santana. Pero resolver este horrible crimen no es el único reto que debe afrontar la subinspectora; tendrá que lidiar, además, con el complicado carácter de su compañera, la inspectora Miriam Vázquez; deshacerse del espantoso y traumático pasado que la persigue; tomar con firmeza las riendas de su vida sentimental y defenderse ante las burlas de algunos de sus compañeros de la Jefatura de la Policía Nacional.
Reseña:
Desconocía esta saga de novelas de Susana Hernández, y la empecé gracias a una recomendación entusiasta, la cual comparto tras haber disfrutado enormemente de 'Curvas peligrosas' y de sus dos protagonistas, Santana y Vázquez. 
Y es que aunque se trata de una novela negra que podría parecer de lo más corriente (inspectora novatilla pero muy inteligente se enfrenta a unos asesinatos junto a su compañera más experimentada) la autora integra sabiamente en la trama los asuntos personales de las protagonistas, quedando la historia perfectamente equilibrada entre la investigación y sus vidas privadas.
Por una parte, Rebeca Santana tiene graves problemas con su pareja, Claudia, que se acentúan al asignársele el caso de las chicas asesinadas y no dedicarle la atención suficiente. Y su compañera, Vázquez, divorciada, tampoco halla paz en su domicilio al estar a cargo de su hija adolescente, enamorada ésta de un hombre mayor que le otorga más penas que alegrías. algo que preocupa a su madre. 
Que Rebeca sea lesbiana podría ser algo totalmente irrelevante para una trama policíaca al uso, pero Susana Hernández aprovecha para poner el dedo en la llaga en un tema que sigue siendo espinoso: la normalización de la homosexualidad en profesiones como la polícia. Y es que cuando los compañeros descubren su orientación sexual, Rebeca se enfrentará a algunas burlas y muestras de rechazo por parte de sus compañeros, y la inevitable aparición de rumores sobre si mantiene relaciones sexuales con Vázquez.
Hablando de sexo, la historia contiene más de una (y de dos, y de tres...) escenas sexuales muy detalladas que tal vez puedan sobrarle a algunos lectores, pero en mi opinión, acompañan estupendamente en algunos de los tramos de la historia. 
Pero no podemos olvidar que la parte importante de la historia, más allá de los escarceos y problemas personales de las dos mujeres, es la investigación en sí. Los pasos que dan en el transcurso de la misma están bien hilados y conducen al lector, llegando incluso a sorprender con la resolución.
De acuerdo, es la trama más enrevesada de la historia de la novela negra, pero resulta interesante, amena y además, se agradece que quede resuelta al finalizar el libro, aunque si tenéis ganas de más, podréis encontrar a las protagonistas en 'Contra las cuerdas' y 'Cuentas pendientes', que prometen ser mucho mejores todavía, si es posible. Yo al menos, ya las tengo en mi lista de pendientes.