1/4/18

[Reseña] Mi experiencia lesbiana con la soledad, de Kabi Nagata

Sinopsis: Kabi Nagata narra la historia real de su vida en un cómic cuyos orígenes estuvieron en la plataforma digital japonesa Pixiv y con el que llego a millones de lectores. En su historia nos cuenta como, tras abandonar los estudios universitarios, cayó en una depresión que la llevó a buscar en lugares que no le correspondían su sitio en el mundo, y de la que solamente pudo comenzar a salir cuando abrió las puertas a su propia sexualidad. Lo que hizo fue contratar los servicios de una escort lesbiana y en torno a ello, antecedentes y precedentes, trata esta historia que ya es un éxito internacional de ventas.

Reseña: En "Mi experiencia lesbiana con la soledad", Kabi Nagata se desnuda para los lectores. Y no únicamente de forma literal, como ya se puede apreciar en la portada de este tomo auto conclusivo. La autora derrama en cada viñeta su alma, exponiéndose de un modo honesto, descarnado y que a pesar de que es emocionante, reluce con cierto sentido de humor, a pesar del tono general de la obra. 
El paso adelante que da la autora al explicar su situación personal es un ejercicio valiente que no debería pasar inadvertido a los lectores. En mayor o menor medida, muchos hemos sufrido nuestra propia crisis de identidad y no hemos sabido cómo enfrentarnos a esa situación y puede que la obra de Kabi Nagata ayude a otras personas a salir adelante. 

Porque a pesar de lo que pueda parecer por el título o la portada, la base principal de este manga es la reflexión que hace la autora sobre su vida y sus problemas. Que son muchos. Su falta de afecto deriva en un afán de sentirse querida por sus padres, y sentirse una fracasada y una inútil cuando no logra agradarles. Su única vía de escape resulta ser dibujar manga, ya que es lo que realmente le apasiona hacer. 

A pesar de que roza la treintena, nunca ha tenido relaciones sexuales (bueno, ni de ningún tipo) con otra persona. Y es por eso que decide que tal vez, la solución es buscar refugio entre los brazos de otra persona, y la opción que se le ocurre es contratar los servicios de una escort. Si, otra mujer. 
Porque hay que tener en cuenta que estamos ante un manga que refleja los problemas de la rígida sociedad nipona, y algunas situaciones pueden chocar a los lectores que no estén familiarizados con ciertos aspectos; por ejemplo, que a su edad la autora sea una ignorante absoluta en temas de sexualidad. 

No hay que leer este manga con extrañeza, si no como si una buena amiga estuviera confesándose ante ti. Esta historia te inspirará ternura, algo de lástima, a veces arquearás una ceja de pura incredulidad pero siempre estarás pendiente de ella, lista para seguir atenta a su relato hasta llegar a la última página.