9/3/15

[Reseña] Los viajeros de la noche, de Helene Wecker

Hay libros repletos de magia, deseando liberar sus historias desde las manos de un lector que se ha fijado en ellos, casualmente tal vez, en una estantería de una librería. 
‘Los viajeros de la noche’, primera novela de Helene Wecker y que ha resultado ser un gran éxito, tiene ese aire a libro de cuentos que nos hablaba de genios atrapados en botellas, pero mucho más cercano a nuestro mundo… pero empecemos por el principio. 
La historia empieza con Rotfeld, un hombre dispuesto a dejar su anterior vida atrás y emigrar a América… pero no quiere hacerlo solo. Ha oído hablar de Yehudah Schaalman, un hombre siniestro pero capaz de proporcionarle algo que suena impensable: una golem femenina para que sea su esposa allí, en América. 
Una de sus instrucciones es no despertar a la criatura hasta haber llegado al nuevo mundo, orden que Rotfeld desobedece una vez en alta mar. Debido a una enfermedad, muere en el mismo barco, quedando la golem desamparada, sin vínculo con un amo y totalmente desorientada. Todo podría haber sido un desastre si no se hubiera cruzado en su camino un rabino, un buen hombre que la acoge, fascinado y temeroso a la vez por la naturaleza de Chava, la golem, tal y como él la bautiza. 
En la misma ciudad, un genio despierta de un sueño de mil años de esclavitud en una lámpara de aceite. Quien lo ha despertado es un hojalatero, que tan sólo quería arreglar el objeto por encargo de su dueña, también desconocedora de lo que allí habitaba. Preso en forma humana por un conjuro que es incapaz de recordar, Ahmad, que así se hace llamar entre humanos, se ve obligado a hacerse pasar por uno de nosotros para disimular, trabajando en el taller, mientras trata de saber qué hacer con su nueva vida. 
Nueva York puede ser muy grande, pero cuando estas dos criaturas sobrenaturales se encuentran de noche y se reconocen como lo que son, todo cambiará para ellos. Sus largos paseos nocturnos les permitirán conocerse y forjar una amistad totalmente improbable. 
Con una trama muy interesante y personajes secundarios llenos de vida, de los que conocemos más gracias a Chava, que es capaz de conocer los miedos y anhelos de todos ellos, ‘Los viajeros de la noche’ es una sorpresa inesperada, una vuelta de tuerca al género fantástico que sin duda os mantendrá atrapados cual genio en lámpara de aceite hasta saber cómo acabará esta novela llena de sortilegios, misticismo y sobre todo, soledad en la gran ciudad.