18/12/14

[Reseña] Laura Norton - No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas

Hoy hablamos de la novela 'No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas', de Laura Norton, y sin duda llama la atención por su colorida portada pero especialmente por el título, así que movida por la curiosidad me dispuse a conocer a Sara, y al resto de los personajes de esta alocada historia.

No puedo evitar rememorar las novelas de la magnífica Marian Keyes, como 'Sushi para principiantes' o 'Por los pelos', en un estilo desenfadado que nos hará como mínimo sonreir al leer las desventuras de Sara, que cree que tiene la vida resuelta y ve como, poco a poco, todo se le desmorona alrededor. Pero de estos cambios, surgen nuevas oportunidades, y a un ritmo trepidante iremos avanzando en la historia. Conoceremos a sus padres, cuyo matrimonio se ha ido al traste. A su novio Roberto, que decide irse a trabajar a París, o a su hermana pequeña, Lu, que planea su boda con alguien inesperado para Sara....
No se hace aburrida en ningún momento, e incluso, entre tanta risa y situación disparatada (el capítulo del zoológico es especialmente divertido) Laura Norton reflexiona sobre el amor. Porque no nos engañemos, queridos lectores: el amor, en todas sus vertientes es el protagonista de esta historia, y es lo que hace trastabillar a los personajes principales de la saga en sus vidas.



Reseña de la editorial: Si estás leyendo estas líneas  es que te ha llamado la atención el título. ¿Te gustaría decírselo a alguien?¿Serías capaz de decírtelo a ti mismo?Y lo más importante: ¿Te gustaría mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara? Pues esta es tu novela.Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa,  para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy  maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos... Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que  su piso se convierte en una especie de camarote de los  hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y  su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que  lleva mucho tiempo sin ver... Pero mejor no te lo contamos porque te gustará  leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde  el título, te garantizamos unas cuantas horas de  descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas.