5/8/13

[Reseña] 'El libro de los portales', de Laura Gallego

Reconozco que empecé 'El libro de los portales' con algo de recelo, ya que no disfruté especialmente de la saga de 'Memorias de Idhun', aunque a base de una publicidad machacona en los medios me acabó picando la curiosidad. ¿Habría logrado al fin una novela de corte fantástico juvenil sin basarse en relaciones edulcoradas? La respuesta es que sí.

El mundo de 'El libro de los portales' es un universo en el que, gracias a un mineral llamado bodarita, los maeses pintores pueden abrir portales que conectan el mundo, facilitando enormemente el transporte y el comercio entre capitales.

Tabit es un estudiante en la Academia de portales, y su trabajo de final de curso consiste en dibujar, al fin, un auténtico portal. Lo extraño es que el encargo es para un campesino llamado Yunek, que desea que su hermana estudie en la Academia de Portales. Lo que Tabit desconoce es que este hecho va a desencadenar una serie de acontecimientos en los que se verá involucrado sin remedio haciendo tambalear sus creencias y esperanzas de futuro. Otros personajes pasarán a formar parte de la historia, como su rival en la Academia, Caliandra, Yunek el campesino o Tash, el minero que descubre una nueva veta de bodarita pero de color azul, que llama poderosamente la atención de los Maeses pintores.

El asunto de la academia de pintores nos recuerda inevitablemente a Harry Potter y su academia Hogwarts de magia, aunque no es un mundo 'mágico' como tal, ya que los Portales se elaboran con numerosos instrumentos y cálculos científicos. Pronto la historia deriva a las conspiraciones, robos, traiciones e incluso asesinato que hará que los protagonistas se unan para tratar de descubrir qué amenaza a su mundo.

En esta ocasión 'El libro de los portales' es una novela autoconclusiva, aunque no sabemos si descartar una secuela tras haber creado todo un mundo expresamente para esta novela y podríá ser utilizado posteriormente.

En resumen, un libro recomendable si os gusta la literatura fantástica. Realmente es una excelente muestra de literatura nacional y Laura Gallego, en esta ocasión, se luce en todos los aspectos de la historia.