4/6/13

[Reseña] 'Kafka y la muñeca viajera' de Jordi Sierra i Fabra

Franz Kafka paseaba por el parque Steglitz, en Berlín, apenas un año antes de su muerte cuando encontró a una niña llorando desconsolada por la pérdida de su muñeca. Kafka decidió convertirse en un cartero de muñecas cuyo deber sería traer cartas de la muñeca de la niña, ya que en realidad no se había perdido, se había ido de viaje y le relataría a la niña sus viajes y aventuras durante varios días, complicando la situación cada vez un poquito más (lo que empezó siendo un viaje terminó siendo una estancia 'para siempre' lejos de la niña) y Kafka tuvo que resolver estos dilemas tratando de hacer comprender a la niña que no volvería a ver a la muñeca pero de un modo amable.

En el fondo Kafka lo que hizo a través de sus cartas fue ayudar a la niña a afrontar la pérdida de su muñeca con un poco de ilusión, y la niña en realidad dejó de llorar a su muñeca a los pocos días; lo que la tenía fascinada era la historia que le relataba el escritor cada día en el parque.

Este hecho real en la vida del escritor constituye hoy en día un pequeño misterio de la literatura, ya que la niña nunca apareció así como las cartas, a pesar de la búsqueda exhaustiva del biógrafo de Kafka.

A pesar de que el libro ganó un premio de Literatura Juvenil en el año 2007, es una historia recomendable para todas las edades, os animo a que la leáis con vuestros hijos.

Jordi Sierra i Fabra es autor de numerosas novelas juveniles e infantiles, como 'Campos de fresas'  o 'Radiografía de chica con tatuaje', entre muchas otras.