19/6/13

[Reseña] 'Los relojes', de Agatha Christie

Los relatos de Agatha Christie cumplen siempre su cometido: novelas cortas, llenas de intriga y misterio que lograrán que no soltemos el libro hasta descubrir el caso. Aún así, hay novelas, como la que nos ocupa hoy, 'Los relojes' que no llegan a esa calidad que nos tiene acostumbrados.

Pongámonos en situación:

En el número 19 de Wilbraham Crescent se solicitan los servicios de una mecanógrafa, concretamente la señorita Sheila Webb, con instrucciones de esperar en el interior del domicilio la llegada de su anfitriona, miss Pebmarsh. Cuando Sheila Webb accede al domicilio, encuentra allí el cadáver de un hombre que ha sido apuñalado, saliendo horrorizada del domicilio, encontrándose casualmente con Colin Lamb, un agente del servicio secreto que ante la imposibilidad de la policía para esclarecer un caso tan extraño y complejo, decide lanzar un desafío a su viejo amigo, Hercules Poirot: ¿Logrará resolver el crímen sin levantarse del sofá, tan sólo con las indicaciones que Colin Lamb le dará?

'Los relojes' es una de las últimas novelas de Hercules Poirot, publicada en el año 1963. A pesar de que la historia es entretenida y el crímen al principio es realmente interesante, tienes la sensación de que las investigaciones que realizan los agentes sólo hace que ir en círculos sin llegar a ninguna parte hasta que Poirot, en su genialidad, logra resolverlo en los últimos capítulos de la novela, que es cuando vuelve a ser la novela digna de no soltarla hasta conocer el final.

Las historias de Agatha Christie no siempre se han podido calificar como 'creíbles' pero ejercen una fascinación innegable para los amantes de las novelas de misterio, y 'Los relojes' puede que os decepcione un poco en su desarrollo, pero aún así es un caso de Poirot y como tal, merece la pena darle una oportunidad.