13/6/13

[Reseña] 'Darwin en el Supermercado' de Mark Nelissen


¿Por qué cruzamos los brazos en una reunión de trabajo? ¿En qué nos basamos para elegir a nuestra pareja sentimental? ¿Es cierto que ellas los prefieren promiscuos? ¿Han erigido los animales sistemas de gobiernos democráticos igual que los nuestros?
Como seres humanos que somos tenemos una opinión en exceso elevada de nosotros mismos. Damos por hecho que muchas de nuestras decisiones y acciones se basan en el libre albedrío, en la racionalidad de nuestro cerebro. Sin embargo, Mark Nelissen se ha dedicado a demostrar lo contrario, a enseñarnos cómo hasta el más trivial de nuestros gestos tiene una razón evolutiva.
El libro sigue al autor en su día a día; del bar a la peluquería, de la consulta del médico a la terraza del bar, del vagón del tren a la sala del cine. En cada uno de esos lugares analiza el comportamiento de sus semejantes, sino el suyo mismo y da cuenta de las razones que nos impulsan a hacer lo que hacemos; dar una propina, lanzar un teléfono al suelo, elegir un asiento del metro, o sonreír antes del coito.
Darwin en el supermercado es un libro tremendamente original, divertido, ameno e inteligible escrito con la voluntad de mostrarnos cuál es la razón y el origen de nuestro comportamiento, muchas veces reflejo de necesidades presentes ya en la vida de nuestros antepasados más remotos.
Con esta sinopsis nos embarcamos en la lectura de un libro tan entretenido como informativo, lleno de referencias a nuestra vida cotidiana. ¿Es cierto que las madres prodigan más afecto a los hijos más sanos? ¿Antes éramos todos de etnia negra? ¿Por qué tenemos esa obsesión con las cosas dulces? o, a pesar de no expresar nuestra opinión en voz alta, ¿Se puede saber lo que hemos decidido a través de nuestros gestos? ¿Distinguen las propinas que dejamos un rasgo genético?

De carácter divulgativo aunque tremendamente fácil de comprender, sin aburrirnos con eternas explicaciones, 'Darwin en el supermercado' es una lectura interesante que nos enseñará más de una cosa acerca de nosotros mismos.  Aprenderemos cosas de la evolución de la especie de un modo cercano; cosas tan simples como el cruzarse de brazos en una reunión, rascarse ante una pregunta incómoda, la propina que dejas en el bar o por qué las mujeres tienen fama de que les gusten los  'chicos malos'.

A pesar de que hay trozos que repite mucho los conceptos, algo que está genial en caso de que vayas saltando capítulos, (como el propio autor indica en el prólogo) porque nunca te pierdes, pero si eres un buen lector y lees el libro en su estructura lineal, acabas saltándote algunos párrafos, pero en definitiva es un libro entertenido y recomendable para aprender un poquito más del ser humano.